DOLAR
OFICIAL $241.42
COMPRA
$253.42
VENTA
BLUE $485.00
COMPRA
$490.00
VENTA

Habló Amalia Granata: "Prefiero ser digna que cobrar un sueldo y sentirme sucia"

La polémica rubia habló de su decisión, tras abandonar el programa de América en medio de un escándalo con "el idiota de Ciccioli, en el impresentable de Pasman y en la nefasta de Marengo", según declaró.

Todo empezó cuando los panelistas de "Desayuno Americano" hablaron de la guerra legal entre Amalia Granata y Fabián " El Ogro" Fabiani, por la cuota alimentaria de la hija de ambos, pero criticándola a ella y justificando a su ex pareja por no pasarle el dinero correspondiente. La bronca de la rubia fue tal que decidió descargarse vía Twitter y las autoridades de América, enojados, decidieron suspenderla.

El castigo de la rubia duraba hasta ayer por lo que se esperaba su regreso al show, sin embargo, la polémica rubia decidió renunciar al canal "Antes que sea tarde".

"Yo tuve un tema judicial con el papá de mi hija que me llevó 4 años por el tema de los alimentos y de un montón de cuestiones y siempre fue público. Teníamos una nueva audiencia en las próximas semanas y la producción me propuso acompañarnos a la mediación. A mí me pareció piola porque yo conozco a muchas mujeres que les pasa exactamente lo mismo que a mí, que tienen hijos, que tiene que laburar y que bajan los brazos por que se cansan de ir a la justicia y que no las escuchen, por eso me pareció bueno mostrar que, a pesar de que la justicia es un poco lenta, se puede llegar a un buen resultado", comenzó explicando Granata en exclusivo en "Negropolis", el programa que conduce Elizabet Vernaci de 9 a 13 hs por Rock and Pop.

Por esto lo que le molestó a la conductora fue que el tratamiento que los panelistas de Desayuno Americano hicieron del tema.

"Yo se que es un show de televisión y se tiene que mostrar como un show, pero mi idea era que no se haga un tema tan banal, que en vez de enfocarlo desde el lado de que se puede lograr una acuerdo por medio de la justicia, lo tomaron por el lado de al chabacanería", opinó refiriéndose literalmente a las declaraciones de los panelistas Rocío Marengo, Martín Ciccioli y Toti Pasman quienes aseguraban que "la culpa" era de Marengo por "quedar embarazada en una auto la primera noche".

Teniendo en cuenta que Amalia trabajaba en el mismo canal, llamó la atención la "falta de códigos" a la ahora de realizar la cobertura del tema. Ante la pregunta de la "Negra" Vernacci de "si la odiaban en el canal", Granata respondió:

"Pamela no estaba y yo con ella soy compañera de agencia, tengo una buena relación y supongo que ella también es madre separada, tiene un hijo con otra pareja, creo que me puede entender más que Ciccioli, este Pasman y la estúpida de Marengo. Esta gente se cree que por que esta ahí tiene la total impunidad para hacer y decir lo que quieran, y a mí me parece que el tema va por otro lado, yo a ellos no los ataqué y no me pareció justo que dos misóginos como Ciccioli y Pasman digan las barbaridades que dijeron de mí, y Marengo que salga a corroborarlos".

Y añadió: "Esta gente que se hace llamar periodista enfocó todo en la chabacanería me pareció totalmente innecesario, así que agarré Twitter, que es mi arma en este momento para descargarme. Yo reconozco que al ser una figura pública me tengo que expresar de otra manera, pero tenía tanta calentura que me expresé así".

Tras el descargo vía Twitter "la gente del canal" se enojó mucho con la situación y decidieron suspender a la conductora por dos días.

"El canal me echó por días y la producción siempre me apoyó y querían que vuelva pero como tomó estado público el tema, dijeron ´tomémosla de vuelta pero que pida disculpas´, y yo realmente no lo sentía, lo poco que vengo haciendo en el medio es en base a ser honesta, a seguir mis principios, a no ser panqueque, de hecho pensé armar un discurso y decirlo, pero la verdad que no va conmigo, no es lo que siento, va en contra mis principios", opinó.

Según trascendió, todo se armó más que nada porque era el programa de Pamela, que es la pareja del dueño del canal. Sin embargo, Granata aclaró que no puede meterse con ella porque no se encontraba en el programa y por eso el problema "la culpa" es de los otros:

"Yo me enfoco en el idiota de Ciccioli, en el impresentable de Pasman y en la nefasta de Marengo. Esto no es algo que me pone contenta porque me quedé sin laburo, pero prefiero ir digna por la vida que cobrar un sueldo y sentime sucia por la vida", concluyó.