DOLAR
OFICIAL $187.16
COMPRA
$196.16
VENTA
BLUE $375.00
COMPRA
$379.00
VENTA

Femicidio en la Armada: un joven mató a su novia marinera y descartó el cuerpo en un arroyo

Ocurrió en Bahía Blanca. Jorge Rojas (23), chaqueño, confesó que mató a Yoselie Agustina Herrera Nadal (21), mendocina.

Yoselie Agustina Herrera Nadal (21) era de Mendoza. El lunes no se presentó a trabajar en la Base Aeronaval Comandante Espora, cerca de Bahía Blanca, donde se desempeñaba como marinero segunda voluntaria.

Desde entonces empezaron a buscarla y del operativo participó también su novio, el chaqueño Jorge Rojas (23), quien este martes finalmente terminó confesando que la había asesinado y quedó detenido.

El cuerpo de la víctima fue encontrado en el arroyo Napostá, a la altura de la calle Beruti al 2300. Según informó el comisario mayor Gonzalo Bezos, estaba "dentro de una bolsa de dormir, atada a una frazada" y tenía la misma ropa de la mujer a la que buscaban.

Además, llevaba puesta una camiseta de la selección argentina, ya que el sábado había visto el partido del Mundial de Qatar, contra México, con el novio y unas amigas. Aquel día salió a comprar una gaseosa y no volvió más.

"Trabajamos con varios testigos, como sus superiores, amigos, sus compañeros de trabajo y, principalmente, las últimas personas que estuvieron con ella. El último que estuvo con ella es su novio, con quien más hablamos", dijo Bezos.

Según se supo, la pareja solía verse en un departamento en Villa Mitre, cerca de la comisaría cuarta.

"Ella tenía contacto fluido con su familia en Mendoza por medio de mensajes y videollamadas de WhatsApp, y llamadas telefónicas. Pero desde el sábado había dejado de comunicarse con sus familiares y su entorno laboral, inclusive sus superiores", contó Bezos a LU2.

Asimismo, remarcó que la víctima, que se desempeñaba en la base desde abril pasado, "era una chica de cumplir mucho en su trabajo, de no faltar y enseguida avisaba ante cualquier inconveniente".

Una tía de Herrera Nadal comentó a La Brújula 24: "Estamos destrozados, consternados, pero sinceramente sabíamos muy poco. A fines de julio ella vino a Guaymallén tiempo atrás junto con Rojas y lo presentó como amigo. La sensación que daba era de una persona sumisa, no daba la sensación de que fuera posteriormente el asesino de mi sobrina".

La mujer, de nombre Lorena, dijo que "ella les comentó a sus primas que estaba saliendo con esta persona".

"Se trataba de una chica muy extrovertida y a este hombre no le gustaba ese rasgo de su personalidad, como todo psicópata, un hombre tóxico. No sabíamos que compartían departamento y que iban a pasar los fines de semana juntos. Creíamos que vivía en la base", añadió.

La mujer apuntó que ambos se habían conocido trabajando en Bahía Blanca y que, según el testimonio de compañeras, él la maltrataba.

"Yoseli era una topadora, con un carácter muy fuerte, le hacía frente a todos. Si Rojas la mató, la debe haber madrugado porque mi sobrina era capaz de enfrentar a quien fuera. Ella ya venía mencionando que no lo soportaba más porque era un sujeto muy obsesivo, controlador y tóxico. Creo que esta última discusión pudo haber derivado en que actúe como todo psicópata que no se aguantó la decisión", expresó.

También mencionó que Rojas, cuando fue a Mendoza, "reveló que tenía una restricción de acercamiento hacia su ex pareja y no lo dejaban ver a su hijo".

"Eso nos hizo un poco de ruido, pero su cara de inocente hacía pensar que no mataba una mosca", completó.

El caso es investigado por el fiscal Rodolfo De Lucía y la comisaría cuarta de Bahía Blanca.

Dejá tu comentario