DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

En Brasil, un político culpable de corrupción será diputado

Se trata de José Genoino, que además fue presidente del Partido de los Trabajadores, del cual surgieron Lula y Dilma Rousseff.

El ex presidente del gobernante Partido de los Trabajadores (PT, izquierda) José Genoino, condenado por corrupción en la Corte Suprema de Brasil, asumirá el cargo del diputado federal del que era suplente y al que renunció este jueves, informó su abogado Luiz Fernando Pacheco a la prensa local.

  

Genoino reemplazará al diputado Carlinhos Almeida, que a partir del 1° de enero asume como alcalde de Sao José dos Campos (estado de Sao Paulo, sureste).

  

"Creo que la toma de posesión será el 2 o 3" de enero, afirmó Pacheco, indicó el portal del diario O Estado de Sao Paulo.

  

Genoino recibió una pena de seis años y 11 meses de prisión por su participación en una red de compra de votos en el Congreso durante el primer gobierno del expresidente Luiz Inacio Lula da Silva (2003-2007), un escándalo conocido como mensalao (gran sueldo mensual).

  

Pero Genoino podrá asumir el cargo pues la decisión de la Corte fue apelada y la condena aún no fue ratificada en esa instancia, explicó Pacheco.

  

"La decisión del Supremo Tribunal Federal es una decisión provisional que está sujeta a alteraciones hasta su ratificación, por lo que no le impide (a Genoino) cumplir con ese compromiso que le fue delegado por el pueblo", lanzó.

  

La Corte Suprema ordenó hace 10 días la destitución de otros tres diputados también condenados en el histórico juicio del mensalao.

  

Los legisladores --Joao Cunha (PT), junto Valdemar Costa Neto y Pedro Henry, de partidos aliados al gobierno-- habían sido elegidos para un período de cuatro años en los comicios de 2010.

  

En el juicio del mensalao fueron también condenados el exjefe de gabinete de Lula, José Zé Dirceu, a 10 años y diez meses de prisión, y el ex tesorero del PT, Delubio Soares, a ocho años y 11 meses.

  

En total recibieron sentencia 25 de los 38 acusados.

  

Lula, que gobernó un segundo período hasta 2010, negó siempre conocer el plan y fue excluido del juicio.