DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

El incómodo momento al aire de Eduardo Feinmann en una entrevista con un nene autista por un chiste

El periodista recibió en su programa de LN+ a Ian, un nene con autismo, que se asustó ante un chiste del periodista que tomó de forma literal.

Este martes, el periodista Eduardo Feinmann recibió en su programa de LN+, “El noticiero”, a un nene con autismo llamado Ian, que quería conocerlo. El niño contactó a Feinmann por medio de su Instagram y le explicó que su intención era conversar con él sobre su condición, puesto que lo consideraba un "periodista crítico".

Sin embargo, un incómodo e inesperado momento se vivió al aire. Tan sólo unos instantes después de que Ian indicara que las personas con autismo suelen ser literales y que presentan dificultades para entender los chistes, Eduardo Feinmann hizo un comentario a modo de broma que preocupó al nene.

"El autismo es una condición que hace que nosotros percibamos y a veces sintamos las cosas y los estímulos de otra manera diferente (...) Las personas autistas somos muchas veces muy pero muy literales, por ejemplo, a veces no entendemos los chistes", explicó Ian.

Ante esto, Feinmann buscó cierta complicidad con su joven entrevistado y le comentó: "A veces me pasa a mí también, eso de ser literal. ¿Vos sabés que me critican por eso, por ser tan literal?".

Sin embargo, quince minutos más tarde, cuando Feinmann se despedía de Ian, lanzó una desafortunada ironía, en un intento por bromear con que su equipo de producción le estaba pidiendo ir a la tanda. "Chau, Ian, gracias. Me van a matar, me can a echar del canal, vas a lograr que me echen del canal", dijo Feinmann, mientras el nene se ponía visiblemente nervioso.

"Mirá, Ian, hay un señor ahí que me dice así", dijo Feinmann, haciendo un gesto de corte con su mano, "que me van a cortar la cabeza". Allí, Ian reaccionó: "¡Ay, no! ¡No, no, no, por favor, no lo hagan!".

Su madre, que lo acompañaba, pudo calmar a Ian, que además tuvo la deferencia de pedir disculpas por el altercado. "Es que soy muy literal, perdoname". Rápidamente, el momento se hizo viral en Twitter y las críticas le llovieron a Eduardo Feinmann, quien claramente no supo cómo reaccionar ante el temor del niño por su chiste.

Dejá tu comentario