DOLAR
OFICIAL $134.49
COMPRA
$140.49
VENTA
BLUE $287.00
COMPRA
$292.00
VENTA

Docentes porteños amenazan con otro paro

Los docentes agrupados en Ademys no acordaron con el gobierno de la ciudad la suspensión de la medida de cierre de 221 grados y los dirigentes propusieron un paro para el 10 de abril.

Los docentes agrupados en la Asociación Docente de Enseñanza Media y Superior (Ademys) no acordaron ayer con el gobierno de la ciudad la suspensión de la medida de cierre de 221 grados y los dirigentes propusieron un paro a efectuarse el 10 de abril, pero que deberá ser convalidada por una Asamblea.

Una comitiva de 12 maestros mantuvo durante tres horas una reunión con asesores del ministro de Educación Esteban Bullrich, pero no llegaron a un acuerdo aunque programaron para el martes próximo ponerse en contacto para fijar una nueva reunión.

Los docentes llegaron a la sede del Ministerio de Educación, en Paseo Colón 255, acompañados por estudiantes secundarios, universitarios y agrupaciones políticas, quienes cortaron el tránsito en dos carriles de esa avenida a la espera de ser atendidos.

La reunión se concretó luego de que los docentes ocuparan ayer durante más de seis horas la entrada a la sede de la cartera educativa con el propósito de ser recibidos por el ministro Esteban Bullrich.

Inés, una de las docentes que asistió a la reunión, aseguró que "no somos solo los 17 que subimos, somos mchos más que estamos en contra del vaciamiento de la educación pública, somos el conjunto de la comunidad educativa" y añadió "(el gobierno porteño) no va a tocar ni un grado ni un cargo de un docente de escuela pública".

Laura, otra maestra, destacó que la medida que quiere aplicar el gobierno de Macri "tiene consecuencias, pretenden cerrar salas de música y de computación para abrir aulas en la zona sur, quieren poner paredes de durlock en un aula de 45 chicos, para hacer otro grado, esas son las aulas que estan construyendo en la zona sur".

La docente relató que "hoy tuvo que renunciar una docente de primer grado cuando se enteró que estaba primera en la lista para quedarse sin trabajo y sus compañeros la despidieron llorando y luego vienen a decirnos que quieren hacer esto porque piensan en los chicos".

Instó además a que los funcionarios "vengan a las escuelas, nos saben lo que allí pasa. El gobierno porteño no tiene un plan para llenar las escuelas públicas, tiene un plan para incrementar la educación privada y los vamos a impedir con un paro y movilización a la Legislatura".