DOLAR
OFICIAL $98.70
COMPRA
$104.70
VENTA
BLUE $183.00
COMPRA
$186.00
VENTA

Diez muertes extrañas desde el regreso de la democracia

Desde Rodolfo Etchegoyen hasta Alberto Nisman, el repaso de los resonantes casos.

El fiscal Alberto Nisman, que ayer se suicidó en su departamento de Puerto Madero, es el décimo caso de muertes extrañas en la democracia. El miércoles había denunciado a Cristina Kirchner y Héctor Timerman y el domingo apareció muerto en un charco de sangre en el baño de su casa.

Los diez casos más resonantes desde el regreso a la democracia:

Rodolfo Etchegoyen (1990): al brigadier retirado lo encontraron muerto con un balazo en la cabeza y la causa fue archivada como "suicidio". Como titular de la Aduana, investigaba negocios de drogas y lavado de dinero en Ezeiza.

Alfredo Pochat (1997): el gerente de investigaciones de la ANSES fue asesinado por el marido de Silvia Albanesi, directora de la empresa de la sede ubicada en Mar del Plata, quien fue desplazada por su investigación que había descubierto una red de corrupción que agilizaba trámites de jubilación a cambio de coimas.

Alfredo Yabrán (1998): Se pegó un tiro de escopeta mientras la policía se acercaba a su estancia de Entre Ríos. Estaba prófugo hacía cinco días por el crimen del fotógrafo de la Revista Noticias, José Luís Cabezas, que lo había retratado caminando en la playa con su esposa.

Horacio Estrada (1998): era capitán de navío retirado. Apareció muerto con un balazo en la cabeza en su departamento de Arenales al 900. Estaba imputado en la causa por la venta y tráfico ilegal de armas a Ecuador por la que llegó a estar preso el ex presidente Carlos Menem.

Marcelo Cattáneo (1998): el empresario fue encontrado colgado de una soga al cuello detrás de Ciudad Universitaria, en el barrio de Nuñez (CABA). Había sido imputado y era un hombre clave en la investigación por corrupción del caso "IBM-Banco Nación", donde se investigaban coimas de privados a funcionarios públicos.

Mariano Perel (2001):
era financista. Apareció muerto junto con su mujer en Cariló con un disparo en la nuca cada uno. Tenía vínculos con los servicios de inteligencia y era investigado por sus operaciones como director del Banco Mercurio por presunto lavado de dinero.

Lourdes Di Natale (2003):
fue secretaria privada de Emir Yoma, cuñado y asesor de Carlos Menem. Cayó al vacío desde la ventana de su departamento en el barrio de Recoleta. Testigo clave de la corrupción menemista, sus denuncias complicaron a su jefe y al ex Presidente.

Julio López (2006): testigo de la represión de la dictadura. Está desaparecido desde hace más de ocho años, cuando partió de su casa en La Plata para declarar en el juicio contra el ex comisario Miguel Etchecolatz.

Abel Beroiz (2007): fue tesorero de la Federación Nacional de Trabajadores Camioneros. Fue asesinado a tiros y puñaladas en un estacionamiento de Rosario en medio de una interna sindical. En 2011, la Justicia condenó a prisión perpetua al sicario y a tres autores intelectuales del asesinato, dos de ellos dirigentes gremiales del Sindicato de Camioneros de Santa Fe y el otro gestor del mismo gremio.

Alberto Nisman (2015):
fiscal de la causa del atentado a la AMIA. Fue encontrado en su departamento de Puerto Madero con un disparo en la cabeza. Había acusado a la presidenta, Cristina Fernández de Kirchner, y a otros funcionarios, por el delito de encubrimiento del atentado a través del Acuerdo con Irán. Nisman iba a presentarse hoy ante la Comisión de Legislación Penal de la Cámara de Diputados para exponer sus pruebas.