DOLAR
OFICIAL $145.89
COMPRA
$153.89
VENTA
BLUE $286.00
COMPRA
$290.00
VENTA

Diez horas secuestrado en un baúl

Un joven que había sido secuestrado y encerrado en el baúl de su automóvil fue rescatado hoy por la Policía bonaerense, cuando los agentes acudieron a asistir a las víctimas de un accidente en la zona cercana a la autopista Buenos Aires La Plata.

Un joven de 24 años, que había sido secuestrado en Capital Federal, fue hallado en el baúl de su automóvil abandonado al costado de la autopista Buenos Aires-La Plata, donde momentos antes se había producido un choque múltiple, informaron fuentes de policiales.
 
El joven, identificado por fuentes judiciales como Pablo Espeche, fue encontrado hoy alrededor de las 7, dentro de su automóvil Renault Fluence a la vera de la autopista a la altura del kilómetro 30, donde personal de Gendarmería Nacional y bomberos asistían a las víctimas del choque producido entre cuatro autos.

Según informó el titular de la jefatura departamental de Quilmes, Pablo Otero, cuando los delincuentes vieron que se montaba un operativo policial por el choque y que el tránsito estaba detenido, "desistieron de su actitud y lo dejaron" abandonado.

Los efectivos policiales en el lugar escucharon pedidos de auxilio que provenían del Fluence y constataron que dentro del baúl se encontraba atrapado Espeche.

Alrededor de las 9.30 llegaron al lugar los padres de la víctima, quienes con una copia de la llave del automóvil, lograron abrir el baúl y liberar a su hijo quien, si bien se encontraba ileso, fue atendido por médicos que llegaron en una ambulancia por el accidente.

Según relataron fuentes judiciales, el joven fue capturado anoche entre las 19.30 y las 20 en Capital Federal cuando circulaba en su Fluence bordó, y al poco tiempo envió un mensaje de texto a distintos familiares y conocidos para avisarles que lo habían secuestrado.

"Me secuestraron. Estoy en el baúl, no sé por dónde ando" decía el mensaje que envió la víctima, y a las 23.15 se presentó su ex novia (que había recibido el mensaje) a realizar la denuncia en la comisaría 3ra. de Capital Federal, en la zona de Tribunales.
 
En el caso comenzó a intervenir la fiscal de instrucción porteña número 40, Estela Andrades de Segura, de turno con esa comisaría, que de inmediato avisó de un posible secuestro en curso a la División Antisecuestros de la Policía Federal y a la SIDE para que intervenga el teléfono celular de la víctima.

El problema fue que la compañía telefónica de la línea de la víctima no pudo informar en tiempo real dónde se había abierto la antena cuando el joven disparó el SMS, por lo tanto los investigadores no sabían dónde estaba Espeche cuando envió el mensaje.

"Intentamos comunicarnos con la línea, pero no contestaba porque o se quedó sin batería o sin señal", dijo una fuente judicial consultada, aunque la Policía Federal montó un amplio operativo de rastrillaje para dar con el Renault Fluence, que no fue hallado.

Los investigadores creen que ese operativo en Capital pudo haber obligado a los delincuentes a llevarse a la víctima hacia la provincia de Buenos Aires y abandonarla en el baúl del auto a la vera del kilómetro 30 de la autopista Buenos Aires-La Plata.

Recién a las 7 de la mañana y a raíz de un choque múltiple, los bomberos y la policía advirtieron que de un Renault Fluence estacionado a la vera de la autopista estaba Espeche pidiendo auxilio.

Fuentes judiciales revelaron que cuando la fiscal Andrades vio esta mañana por televisión la historia del joven encerrado en el baúl se dio cuenta de que se trataba de su víctima y de inmediato se comunicó con la policía de Berazategui y el fiscal de Quilmes a cargo de la causa, Carlos Riera, de la UFI 5 de Quilmes.

Espeche declaraba este mañana, en una primera instancia, en la comisaría 1ra. de Berazategui y el lunes lo hará en la fiscalía porteña que, en principio, llevará adelante la investigación, dijeron las fuentes.