DOLAR
OFICIAL $123.05
COMPRA
$129.05
VENTA
BLUE $221.00
COMPRA
$224.00
VENTA

Despidieron al cantinero de la Fragata por ¿hablar con los medios de comunicación?

Luis Suárez sirvió a la Armada durante toda su vida y fue uno de los tripulantes que regresó en medio del conflicto. El miércoles no lo dejaron participar de los festejos porque estaba "despedido".

Luis Suárez sirvió a la Armada como cantinero de la Fragata Libertad durante 25 años, un empleado fiel, que se disponía a sumarse a los festejos por el regreso del buque escuela a la Argentina, pero que fue despedido ese mismo día. Supuestamente, habría molestado que el ahora ex empleado había hablado con los medios durante los meses que el barco estuvo retenido.

Suárez  fue parte de la tripulación que partió en junio del año pasado por una gira y luego debió permanecer durante 77 días en Ghana debido a un conflicto político, pero a diferencia d algunos de los demás marines, él fue uno de los elegidos para regresar al país en medio del problema. Por eso estaba más que entusiasmado con la idea de recibir a sus compañeros e iba a subirse a uno de los barcos escoltas.

¿El motivo del despido? No hay nada certero, pero podría relacionarse con los dichos de Suárez a la prensa cuando la Fragata fue retenida. En su momento, cuando volvió al país el cantinero dijo: "Cuando salí de la Fragata sentí que me clavaban un puñal en el corazón".

Seguramente uno de los dichos que más hizo enojar a la Armada habrá sido: "Las autoridades de éste país, todo el mundo, sabía que se iba a viajar a Ghana y que se iba a correr éste riesgo".

El miércoles, cuando Suárez se disponía a ser parte de los festejos, le pidieron que no subiera a ninguno de los botes escolta, que se retirara y que apagara su celular y no hablar con ningún medio.

Aún sin entender demasiado bien lo que pasaba, Suárez intenmtó subir a la Fragata a saludar a sus compañeros cuando terminó el acto. A punto de subir al buque, el capitán le pidió que no subiera y que se vaya porque estaba despedido.

Suárez ahora está desvinculado de la Armada. A rigor de verdad, él no era oficialmente parte de la fuerza, sino un empleado contratado de una empresa que se encargaba de la cantina del buque.

Según el diario Perfil, hoy la cantina del buque no funciona y al dueño de la misma le pidieron que para habilitarla debería despedir a Suárez.

Si bien no pertenecía a la fuerza, después de 25 años, la Fragata era su vida. Ahora Suárez deberá tomar nuevos rumbos y  buscar un nuevo empleo, tal vez se dedique a su antiguo oficio, la panadería.