DOLAR
OFICIAL $93.50
COMPRA
$99.50
VENTA
BLUE $146.00
COMPRA
$151.00
VENTA

¿Cuánto cuesta poner en circulación un billete?

Los costos del papel, de impresión y de logística elevan el gasto total para poner en el mercado más billetes.

El Estado gasta $ 1,50 para poner en calle un billete, cualquiera sea. "Es el costo final sumando el costo de impresión y el logístico de ponerlo en circulación. Se imaginan que no es muy eficiente estar emitiendo billetes de 2 pesos", comentó el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger , al hablar anteayer en un almuerzo ante financistas sobre la necesidad de avanzar en la bancarización para acorralar a las operaciones en negro y ayudar a combatir la evasión impositiva.

El funcionario ratificó allí que es una premisa de la entidad las iniciativas que el ente a su cargo impulsó en el último año (la plataforma de pagos móviles, la posibilidad de generar un alias para que le sea más fácil a las personas realizar transferencias bancarias, etc).

Incluso promocionó el uso del celular como billetera ofreciéndose a transferir a alguno de los allí presentes $ 50 para mostrar cómo funciona el sistema "porque la idea es que se difunda". "Eso sí -aclaró- luego por favor me devuelven el dinero porque mi mujer me reta cada vez que descubre que giré $ 50 para demostraciones de este tipo", pidió enseguida.

El gasto por emisión de billetes es uno de los rubros que más creció entre los egresos operativos que sufre año a año el BCRA. Se había disparado desde 2011, debido la obstinación que tuvo la administración kirchnerista por no emitir billetes mayores a los $100 para tratar de mantener en pie el "relato" de una inflación baja. Y siguió en alza durante el último ejercicio porque la entidad se lanzó a ampliar (salieron a calle ya billetes de $ 500 y $200) y renovar la línea de billetes.

Para hacer frente a la emisión de billetes el BCRA gastaba unos $ 500 millones hasta 2010. Después, por la aceleración de la inflación y la necesidad de tener más papel moneda en calle que trae aparejada, gastó $1002 en 2013; $1534 millones en el 2014 y $ 1700 millones en 2015.

Según anticipó Sturzenegger anteayer (el balance del ejercicio 2016 no está cerrado aún), ese gasto se elevó hasta los $ 2700 millones y la hora es comenzar a reducirlo.

El diagnóstico del BCRA es que parte del apego de los argentinos por el efectivo deriva de un problema de oferta. "Son pocos los comercios que reciben pagos bancarizados o electrónicos y los bancos aún son un poco 'remolones' para difundirlos, aunque entendemos que es parte de un proceso", dijo ante la mirada, por ejemplo, de Daniel Llambías, jefe de los banqueros nacionales (Adeba).

El grado de compresión que mostró al respecto lo usó de plataforma para advertirle a los bancos que, por la falta de desarrollo que hay en este tipo de pagos, no les permitirá "por el momento" cobrarle a las empresas una tasa del 1% por los depósitos en efectivo. "Estamos en conversaciones para que difieran por el momento el cobro a quienes depositen grandes cantidades de efectivo, mientras se pone en marcha una plataforma que permitirá el intercambio directo de dinero entre entidades financieras", apuntó.

(Fuente: La Nación)