DOLAR
OFICIAL $143.78
COMPRA
$151.78
VENTA
BLUE $282.00
COMPRA
$285.00
VENTA

Con 1,5% en noviembre, la inflación de 2010 ya es la más alta del kirchnerismo

Aunque el alza de precios fue menor a la de octubre, una vez más la suba de la carne empujó el índice de precios. Con 21% hasta noviembre, es el mayor aumento en siete años.

A un mes de terminar el año, los números de la economía se aseguraron un récord que difícilmente alegre al Gobierno: con una suba en torno al 1,5% en noviembre en los precios al consumidor, según estudios privados, la inflación acumulada de los primeros 11 meses de 2010 acumula un incremento por encima del 21% y es la más alta desde que el kirchnerismo llegó al poder, en 2003.

Mientras los ministros de Gobierno hacen malabares con la palabra para negarlo, las cifras privadas y hasta las oficiales evidencian el encarecimiento de bienes y servicios en el año. El número de noviembre rondará el 1,5% según las consultoras privadas (la medición del Indec arrojaría un incremento en torno al 0,7%).

Implica una caída con respecto a octubre, que estuvo en 2%, pero garantiza una inflación anual del 23,8%, en la medición más conservadora, del estudio Bein, y un 26,5% de M&S Consultores, del economista Carlos Melconián y Rodolfo Santangelo.

En cualquiera de los casos, las cifras que se manejan están por encima de otros años críticos de la gestión kirchnerista. Entre ellos, de las subas en torno al 20% en 2007 (cuando los precios de los commodities registraron una estampida de aumentos que ayudaron a definir la intervención del Indec bajo la tutela de Guillermo Moreno) y 2008 (conflicto del campo y desabastecimiento) o el 16% del año pasado, cuando la crisis internacional sacudió a la economía doméstica.

Para alcanzar un valor mayor al de este año habría que remontarse al turbulento 2002, en el que la mezcla de estancamiento y devaluación arrojó una inflación "entre puntas del 45%", según recuerda Marina Dal Poggetto, del Estudio Bein.

La carne, la culpable

En medio del temor que genera el encarecimiento de precios, algunos analistas destacan un dato positivo: aunque no se refleja en las estadísticas oficiales, hoy la economía es "más sincera" que en años anteriores en términos de precios, salvo en el caso de los servicios públicos, que están congelados.

Sucede que desde finales de 2009 el encarecimiento de la carne –se duplicó en un año– marca a fuego los índices de inflación, tanto privados como el públicos. El número de este mes es un ejemplo. "Noviembre arrancó tranquilo, pero en la tercera semana pegó un salto, con aumentos en alimentos en general y en la carne en particular", explicó Claudio Mauro, de M&S Consultores.

Para Dal Poggetto, "hoy los valores internos están en línea con los internacionales. Lo mismo ocurre con los servicios no regulados, que explican cerca de un 30% del índice".

El otro puntal del alza de precios son los aumentos salariales. "Este año las negociaciones paritarias se dispararon por encima del 35%", apuntó la economista a la hora de explicar el fuerte salto de los valores al consumidor en 2010.

Fausto Spotorno, del estudio de Orlando Ferreres, recuerda que "dentro del último trimestre, noviembre es el mes más tranquilo", y anticipa un diciembre con incrementos por encima del 2%.

El último mes del año estará "recargado" por dos motivos. El primero son las fiestas, que traccionan el consumo y también los precios, a los que se les sumará el incremento de un 23% del salario para el personal doméstico, que es retroactivo al 1´ de noviembre pero tendrá una incidencia en torno al 0,6% en el índice de inflación que elaboran las consultoras privadas, cuando se pagan los salarios del mes anterior.