DOLAR
OFICIAL $145.89
COMPRA
$153.89
VENTA
BLUE $286.00
COMPRA
$290.00
VENTA

Comienza el juicio contra "el rey del corte"

El sindicado líder de una organización de desguace de vehículos robados, Elbio Fernández, conocido como el "rey del corte", será juzgado desde hoy en los tribunales de Lomas de Zamora acusado de ser el "jefe" de una "asociación ilícita" junto a otras cinco personas acusadas de "partícipes secundarios".

Además de Fernández enfrentarán el juicio oral como "partícipes secundarios" otros cinco imputados, entre los que están varios de los integrantes de su familia, como Gabriela Sáenz, su esposa; Bertha Romero, su madre; y Julio Mayor, su padrastro.

También comparecerá ante el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 10 de Lomas de Zamora, Alberto Valenti, quien está acusado de hacer valer su puesto como funcionario del área de compras de la Fiscalía de Estado bonaerense para legitimar las autopartes robadas.

El sexto imputado, de apellido Méndez, quedó acusado luego de distintas escuchas telefónicas, en las que los investigadores comprobaron que facilitaba su cuenta bancaria para lavar el dinero surgido de la venta de las autopartes robadas.

Fernández llega libre al juicio y enfrentará ante los jueces José Polizza, Daniel Mazzini y Susana Silvestrini; y el fiscal Jorge Ariel Bettini Sansoni, bajo la acusación de "jefe de asociación ilícita, encubrimiento agravado y supresión de numeración registrable".

Según adelantó a Télam el fiscal Bettini Sansoni, el juicio durará alrededor de dos meses, ya que declararán alrededor de 200 testigos.

"El rey del corte" quedó imputado en abril de 2002, luego de que la Justicia efectuara más de 120 allanamientos en múltiples desarmaderos en todo el conurbano bonaerense, aunque tiene otras causas siempre relacionadas con el rubro del desguace de autos, de las cuales la última data de 2010.

Por la misma causa, ya tuvieron un juicio abreviado y quedaron condenadas 18 personas, entre las que estuvieron algunos de los ladrones de los autos que, según los investigadores, luego llevaban a los desarmaderos de Fernández.

De acuerdo a la investigación que llevó a Fernández a juicio, el acusado comandaba una importante organización, con decenas de desarmaderos en la provincia de Buenos Aires, mayoritariamente en la zona sur del conurbano.

Los ladrones de autos llevaban los vehículos robados para que los cómplices de Fernández los desarmaran y, siempre según consta en la investigación, Valenti, acusado de "malversación de caudales públicos", proveía de documentación oficial que permitía justificar la propiedad de las autopartes, que luego eran vendidas por los canales convencionales.

Además, Fernández luego invertía el dinero surgido de su actividad en distintas propiedades, entre las que se le conocen 18 galpones y automóviles importados, como una Ferrari o un Alfa Romeo Spider, que siempre figuraban a nombre de otras personas que actuaban como sus testaferros