DOLAR
OFICIAL $66.48
COMPRA
$71.48
VENTA
BLUE $115.00
COMPRA
$125.00
VENTA

Asumió el nuevo jefe de la Policía Federal

Román Di Santo asumió como nuevo Jefe de la Policía Federal. El acto de estuvo a cargo del ministerio de Seguridad.

La ministro de Seguridad, Nilda Garré, puso hoy en funciones al nuevo jefe de la Policía Federal, comisario general Román Di Santo, y al comisario general Héctor Tebes, a cargo de la subjefatura de la fuerza.

El acto de asunción se desarrolló en el Departamento Central de la Policía Federal y contó con la presencia de los funcionarios del Ministerio de Seguridad y de los los jefes salientes de la PFA, Enrique Capdevilla y Alejandro Di Nizo.

El cambio de autoridades se debe a la renuncia de Capdevilla a su cargo, tras los violentos incidentes que tuvieron lugar en la Casa de la Provincia de Tucumán, tras el fallo que absolvió a los imputados del caso Marita Verón y los destrozos que provocaron hinchas de Boca en los alrededores del Obelisco.

Según indicó Garré, la asunción del nuevo jefe se produce "en el marco de una consolidación de una Policía Federal democrática, respetuosa de los derechos humanos y de la Constitución, al servicio de la comunidad en la persecución y en la prevención del delito".

Por su parte, Di Santo destacó "el orgullo de haber sido designado en tan digno cargo" y aseguró que va a "luchar" como lo hizo durante 38 años al servicio de su "querida" Policía Federal.

Di Santo tiene 38 años de antigüedad en la Policía Federal y se desempeñó a lo largo de toda su carrera en la Superintendencia de Comunicaciones, donde desarrolló gran parte de las centrales de video de la Institución.

Con la creación del Ministerio de Seguridad, Di Santo fue puesto al frente del programa de integración de tecnología creado por la ministra Garré y durante su gestión se puso en marcha el actual Centro de Comando y Control, que inauguró la presidenta Cristina Kirchner el 3 de diciembre último.

Tebes, por su parte, designado subjefe de la fuerza, tiene 39 años de antigüedad en la institución y se desempeñó durante 20 años en la Superintendencia de Personal, Instrucción y Derechos Humanos.

A partir de la creación del Ministerio de Seguridad fue designado en la  superintendencia de Seguridad Metropolitana, de la que dependen todas las comisarías de la Ciudad de Buenos Aires, la Guardia de Infantería, la Policía Montada, el Cuerpo de Policía de Tránsito y las unidades de contención sin armas.