DOLAR
OFICIAL $134.77
COMPRA
$140.77
VENTA
BLUE $289.00
COMPRA
$294.00
VENTA

Alberto Fernández denunció un golpe de mercado contra el Gobierno: “El problema es que la economía crece mucho”

Dio a entender un golpe de mercado desde la fuerza de Mauricio Macri. “Pido que se callen, porque generan expectativas adversas”, apuntó. Respaldo a Martín Guzmán y tensión por Cristina Kirchner.

Alberto Fernández dijo que el déficit fiscal es un "efecto negativo para la economía" y volvió a diferenciarse de Cristina Kirchner, que minimizó su importancia en su última ponencia ante la CTA. Además, apuntó a la oposición: "Hay un sector de la política argentina que nos dejó el peor escenario económico", dijo y pidió que se callen.

Habló también de que detuvo "una tercera corrida" en contra de su Gobierno. Pero que el problema es otro. "El problema", explicó, "es que la economía crece mucho".

"Lo que hizo el macrismo es un daño inconmensurable. No les pido que me ayuden, les pido que se callen, porque confunden, generan expectativas adversas. Y necesitamos mantener el proceso de crecimiento respetando el programa econonómico", apuntó el Presidente en una entrevista con C5N.

"Tenemos que entender lo que está pasando en el mundo. Hay que escuchar a otros líderes del mundo para entender lo que pasa en materia energética y alimentaria", contextualizó el Presidente cuando reveló que "es la tercera vez que nos pasa desde que asumimos el Gobierno", por una presunta corrida infligida.

Se lo notó ofuscado a Fernández con las voces críticas.

"Hay sectores que no ayudan nada. Es una enorme irresponsabilidad. Entiendo que (Hernán) Lacunza hable de default, porque él defaulteó la deuda en pesos. Pero para nosotros la creación de un mercado de capitales en pesos es muy importante. Vamos a cumplir cada compromiso en esa materia. El Estado necesita financiarse en pesos, no en dólares. Para ellos era muy fácil pensar en defaultear en pesos, para nosotros es imperdonable", azuzó al ex ministro de Mauricio Macri.

También apuntó a otro exfuncionario macrista: Nicolás Dujovne, en sintonía, en ese punto, con la vicepresidenta.

"Sabemos con qué bueyes aramos. Sabemos quién es quién. El otro día cuando Cristina mostró lo que decía Dujovne, que había bajo endeudamiento... Fíjense lo que pasó desde ese día hasta que se fue Dujovne, nos metió en una deuda impagable, ni siquiera pudieron cumplir deuda en pesos", le dedicó al otro exministro de Economía del gobierno anterior.

"A los dirigentes que dejaron escena de empobrecimiento, deuda, reflexionen. La mejor manera de ayudarnos que tienen es no opinando", insistió en ese registro.

Entonces volvió a mencionar una "tercera corrida" que dice le "quisieron hacer".

"¿Cómo piensan que nosotros paramos la tercera corrida que nos quisieron hacer, si no es con dureza? Para ser duro no hay que ir pegando portazos, puñetazos o gritos. Para ser duro hay que actuar con racionalidad, sentido. No me pidan gestos de convicción, porque estoy muy convencido de lo que hay que hacer. ", apuntó.

Y se elogió: "Si alguno dudaba... Fui a la Cumbre de las Américas, muchos dudaban, porque decían que legitimaba la ausencia (de Cuba, Venezuela y Nicaragua). Fui y dije lo que tenía que decir, defendiendo a América Latina".

A lo largo de la entrevista, el Presidente remarcó el contexto de la guerra para justificar su batería de medidas, entre ellas el recrudecimiento del cepo a las importaciones, en un escenario de un dólar volátil.

"El trabajo que debemos hacer en el estado Estado para ordenar la inflación pasa por dos temas: contener el déficit fiscal, llevarlo a la baja. El déficit fiscal es malo, hay que superarlo", dijo, otra vez, en contraposición a su vice. "El otro es acumular reservas".

Aceptó, no obstante: "En un momento tuvimos que caer en déficit, no somos dogmáticos. Fue en la pandemia, que tuvimos que emitir. Pero no podemos vivir eternamente con déficit, tenemos que ir reduciéndolo paulatinamente. Por eso siempre dije que el acuerdo con el FMI no es un ajuste. Hoy el INDEC mostró una mejora en la distribución del ingreso, eso demuestra que no hay ajuste".

En cuanto a la necesidad de acumular reservas, señaló que es importante para "garantizar que el país siga creciendo".

"Fundamentalmente con las pymes. Les pedimos a las multinacionales que se financien con recursos propios y preservar los dólares para las pymes", remarcó sobre la letra chica del endurecimiento del cepo a las importaciones.

"Tenemos en la inflación un problema. Hay una parte que tenemos que trabajar unidos para anclar las expectativas", insistió Fernández, que pidió colaboración y trabajo conjunto para superar el acelerado aumento de precios.

"Todos tienen que hacer soporte. El Gobierno hace soporte con un programa económico con DNU, porque no teníamos presupuesto. El Estado busca corregir el déficit fiscal, que es un efecto negativo en la economía. Intentando acumular reservas en momento de demanda de dólares porque la economía no para de crecer", resumió y dio un remate particular: "El problema es que la economía crece mucho".

 

Alberto F.: "Echarle la culpa a Guzmán de la inflación es casi una crueldad"

En un tramo en el que habló sobre la economía, a Alberto Fernández le pidieron una evaluación del desempeño de Guzmán, uno de los ministros más cuestionados por Cristina Kirchner. Y él salió a respaldarlo. También hubo tensión cuando habló sobre su vínculo con la vicepresidenta.

"Echarle la culpa a Guzmán de la inflación es casi una crueldad. La Argentina lleva más de 15 años con una inflación de dos dígitos, la inflación no la trajo Guzmán. Recibimos un gobierno con 54 puntos de inflación, la desaceleración de la economía la redujo a 35% y después volvió a aparecer cuando la Argentina creció al 10%. Cuando crece la Argentina, este problema se potencia", dijo el Presidente.

Repasó lo que consideró sus mayores logros. "Resolvió el tema con los acreedores privados, logró un acuerdo con el FMI que no nos significó ningún tipo de condicionamiento para seguir creciendo, pasamos el primer trimestre cumpliendo las metas. Veo un ministro que quiere preservar y hacer cumplir el programa económico. Trabaja permanentemente", enumeró Fernández.

Y concluyó: "¿Qué puedo recriminarle yo a Guzmán? No sería justo".

En otro momento abrió la puerta a la interna del Frente de Todos. Fue cuando le preguntaron por su relación con Cristina Kirchner. Fueron los segundos más tensos de la entrevista en el canal oficialista. "Está bien, está bien, está bien, está bien", respondió, lentamente, entre algún resoplido.

"Todos sabemos que hay puntos en que no tenemos la misma mirada con Cristina", concedió. Y remarcó: "De lo que estoy seguro es que Cristina no es mi enemiga, eh. No es mi enemiga, eh. Mis enemigos son los que hacen mover los mercados en (mal) sentido, los que quieren causar caos y sembrar tristeza y desesperanza".

Acto seguido, repitió que "el problema es que crecemos mucho" y que en esa situación "nos faltan dólares". Pero consideró que "es un tema histórico y estructural".

"¿Qué quieren ustedes? ¿Que lo arregle yo en dos años?", preguntó, otra vez exasperado. "(Raúl) Prebisch escribió sobre el problema en los años 50... No es así, no es así", se respondió.

Sobre el final de la entrevista volvió a hablar de la interna, aunque en esa oportunidad sobre el aspecto formal: el camino hacia las elecciones 2023. Le consultaron si seguía convencido de unas grandes PASO que lo incluyan a él.

"Sí, definitivamente", repitió sobre la consigna que lanzó el año pasado.

"No hay peor peronismo que el peronismo quieto, que el peronismo inmovilizado. El mejor peronismo es el que está movilizado, el que debate, discute. Cuando digo el peor peronismo debo decir el mejor progresismo. El progresismo silenciado por un gobierno es un buen progresismo. Un progresismo que debata y acepte la síntesis es un muy valioso", siguió.

Y Fernández, que fue elegido por el dedo de Cristina Kirchner para encabezar la fórmula en 2019, redobló su impulso a unas PASO. "Nada puede ser mejor para un candidato que el hecho de que la gente lo haya elegido candidato y que no sea un acuerdo superestructural. Nadie debe ofenderse por eso", sostuvo.

 

La falta de gasoil

"El Gobierno está dando gasoil", dijo el Presidente sobre la escasez de ese combustible, que aqueja a casi todas las provincias.

Insistió: "El mayor costo de importaciones es energía en gasoil. Deben entender que en todo el mundo falta gasoil. En la Argentina falta porque, primero, en Argentina el incremento de la producción hace que se consuma más energía. En verano pasamos la mayor demanda de electricidad, y hace dos semanas la de gas", empezó en su explicación ante el recrudecimiento de las protestas por las subas y faltantes de combustibles.

"Ahora, no tenemos la cantidad necesaria de gasoil generado en Argentina ante un crecimiento y una demanda como la de hoy", aceptó Fernández. "Si los chacareros quieren sacar sus granos es porque han cosechado un montón. Está claro que ese problema lo tenemos y tomamos medidas, como cortar con más biodiesel", continuó el mandatario.

"Pero ese problema no se arregla con un paro. No es un problema de la Argentina, es un problema que tiene el mundo, que no sabe dónde comprar más energía", advirtió. Respondió así a la fuerte carta que con la que la Mesa de Enlace anunció paro del campo para el 17 de julio.

Volvió a insistir: "Estamos importando un montón de gasoil. Cada 100 litros de un surtidor de gasoil, 5% era biodiesel. Ahora llevamos a que se corte hasta el 12%. Para que quede más gasoil que se corte con biodiesel.

Y entonces criticó a los gobernadores. "Cuando uno mira cómo se consumió el gasoil en los últimos meses, ve cómo las provincias limítrofes dejaron escapar el gasoil insólitamente. Un ejemplo, Corrientes: en el último mes creció más del 40% la venta de combustibles".

En esta materia también se refirió al camionero que fue asesinado tras atravesar un piquete en Daireaux.

"Tremendo", calificó el violento episodio, "nosotros estamos proponiéndoles un canal de dialogo con esos transportistas. Una barbaridad como esa... que se hagan cargo los responsables, porque es lo que se genera al promover estas acciones".

 

Su viaje relámpago para visitar a Milagro Sala: "No puedo indultarla"

El Presidente le contestó a las quejas de Juan Grabois. "No puedo indultar a Milagro Sala. Fue juzgada por tribunales provinciales. Puede indultarla el gobernador. No me pidan un gesto político que contradice a la Constitución, porque yo soy respetuoso de la Constitución y del Estado de Derecho" se plantó y, palabras más, mandó a leer a quienes le pedían esas medidas.

Fernández hizo estas declaraciones en su regreso de Jujuy, adonde viajó para visitar a Milagro Sala. El mandatario se encontró con la dirigente de la Tupac Amaru en la sala del sanatorio donde ella está internada por una "trombosis venosa profunda".

Antes y después de la cita, el Presidente hizo una sostenida defensa de Sala, que cumple arresto domiciliario.

"Les pido a los tribunales jujeños y a la Corte que empiece a enmendar las barrabasadas que se hicieron", dijo Alberto F. sobre la situación judicial de la líder social.

En ese sentido, reiteró que "se ha instaurado un sistema de clara persecución" y remarcó que "prolongar detenciones preventivas es una forma de violar derechos humanos", en una conferencia de prensa posterior al encuentro.

Antes del ingreso al centro médico había dicho: "No es de ahora sino que desde siempre he planteado lo indebido de la detención de Milagro Sala y las irregularidades de su proceso".

La visita, que ocurrió justo después de su vuelta al país tras la reunión del G7, sorprendió a todos, incluso a los principales responsables de la oposición, que salieron a cruzarlo por el gesto con Sala.

Uno de los más enojados fue Gerardo Morales, que venía con buen diálogo con la Casa Rosada. "Es una falta de respeto, no ya a un gobernador sino a la provincia de Jujuy por parte del Presidente de la Nación, espero que reflexione y nos visite", disparó el gobernador jujeño.

Dejá tu comentario