DOLAR
OFICIAL $165.82
COMPRA
$174.82
VENTA
BLUE $309.00
COMPRA
$313.00
VENTA

Alarma por la posibilidad que una corbeta de la Armada sea embargada en Sudáfrica

Con la Fragata Libertad retenida hace más de un mes en Ghana, el Gobierno argentino podría sumar un nuevo conflicto de similares características con la corbeta Espora de la Armada, que por un desperfecto quedó amarrada en el puerto de la sudafricana Ciudad del Cabo.

En una conferencia conjunta, el canciller Héctor Timerman recibió los detalles por parte de la ministra sudafricana de Asuntos Exteriores, Maite Nkoana-Mashabane, quien confirmó que la corbeta Espora podría ser retenida por una demanda de "fondos buitre".

"Estamos al corriente. El Ministerio de Defensa ha sido informado y se le está dando la necesaria atención", afirmó la ministra sudafricana en la rueda de prensa que brindó junto a Timerman en Pretoria, capital diplomática del país africano.

El canciller argentino viajó a ese país para participar en la tercera Comisión Binacional Argentina-Sudáfrica y se limitó a responder que está "seguro de que se aplicará ley", luego de analizar el tema con su par sudafricana.

"Estamos trabajando para recuperar la Fragata", afirmó Timerman en su única referencia al buque escuela en Ghana, antes de asegurar que "estos barcos no pueden ser embargados según la ley internacional", y que, de acuerdo con el Consejo Legal de la ONU, "no existe ningún caso similar previo".

"Ya ha habido 28 intentos de embargos de propiedades argentinas en el mundo, la mayoría de ellas embajadas, y hemos recuperado todas las propiedades en tan solo unos meses",
ratificó el canciller.

Timerman recordó que "el responsable (de la retención de la Fragata) es el fondo buitre que quiere forzar a Argentina a una negociación en la que no vamos a entrar".

En tanto, la corbeta Espora, que participaba en ese país de un ejercicio militar junto a naves de Brasil y Uruguay, se encuentra amarrada en Ciudad del Cabo, ciudad turística y paradisíaca al suroeste del país africano, a la espera de ser reparada.

Pero, tal como ocurrió con la Fragata Libertad en Ghana, podría ser embargada a petición de un fondo de inversiones de Estados Unidos, que ya contrató un equipo de abogados en Sudáfrica para iniciar acciones legales que conduzcan a la retención de la embarcación.

Según informó la Cancillería, ambos ministros "intercambiaron opiniones sobre las formas de enfrentar el impacto negativo de las actividades de los fondos buitres en los esquemas de restructuración de deuda y en las estrategias de desarrollo, particularmente en África y América Latina".

En ese caso de Ghana, la Justicia aceptó la demanda de embargo interpuesta por NML, que reclama al Gobierno argentino pagar una deuda de 284 millones de dólares más intereses por bonos que entraron en mora al final de 2001.

El Gobierno sostuvo que las autoridades ghanesas incumplen la Convención de Viena al no garantizar la inmunidad de un buque de la Armada, como es la Fragata Libertad, aunque Ghana considera que la Argentina renunció a ese punto al emitir sus bonos soberanos.