DOLAR
OFICIAL $85.97
COMPRA
$91.97
VENTA
BLUE $151.00
COMPRA
$156.00
VENTA

Actividad física y salud: el secreto es encontrar el equilibrio justo

Continuamos en el camino de la alimentación consciente. Hoy les contaré el secreto de encontrar el equilibrio con la actividad física.

:::Buenas y salsas gente linda. Continuamos en el camino de la alimentación consciente. Hoy les contaré el secreto de encontrar el equilibrio justo con la actividad física.

Sabemos que si la actividad física es insuficiente, nuestra salud puede verse afectada e incluso estaremos predispuestos a padecer trastornos que van desde la depresión, pasando por las enfermedades cardíacas o la diabetes, hasta el cáncer.

La práctica deportiva inteligente, ayuda a mejorar el metabolismo de la insulina y a regular los niveles de glucosa en la sangre; esto tiene consecuencias benéficas evidentes al punto que de acuerdo a una comparación de 305 ensayos clínicos, cuyos resultados fueron publicados en la prestigiosa revista British Medical Journal, no hay diferencias estadísticas relevantes en cuanto a la efectividad del ejercicio físico y la intervención farmacológica en casos de prediabetes y enfermedades cardiovasculares.

También las investigaciones demuestran que la práctica física regular incide significativamente en la prevención de distintos tipos de cáncer, incluyendo los de mama, colon y pulmón. El ejercicio moderado a enérgico durante más de tres horas por semana demostró reducir el riesgo de cáncer de mama entre un 30 % y un 40 %, sin importar antecedentes familiares o el nivel de riesgo. El propio Instituto Nacional del Cáncer sostiene que las personas que realizan ejercicio periódicamente tienen un riesgo de un 40 % a un 50 % menor de desarrollar cáncer de colon. En el caso del cáncer de pulmón ocurre lo mismo, más los investigadores afirman que el beneficio puede deberse también a otros hábitos saludables que tienen los deportistas, en especial no fumar.

Aquí debemos observar que la ciencia tiende a tener una mirada reduccionista y unidireccional para explicar caso por caso los beneficios de la actividad física, pero en realidad esta suma auspicios diversos en la prevención del cáncer que también lo son para otras enfermedades, a saber: prevención de la obesidad, disminución de la resistencia a la insulina, reducción de los procesos inflamatorios, mejora inmunológica, regulación hormonal, desintoxicación profunda u oxigenación plena de los tejidos.

Sin embargo, como contracara, un exceso de actividad física, no solo puede no brindar beneficios para la salud sino que también implica riesgos para la salud. Al parecer el tiempo ideal gira en torno a los 40/50 minutos de ejercicio vigoroso o algo más de una hora si lo hacemos con mayor moderación. Más allá de estos parámentros, el beneficio tiende a estancarse y no hay mayores expectativas en la esperanza de vida, incluso puede ser nocivo en cuanto al agotamiento de nutrientes antioxidantes, predisposición a procesos inflamatorios, lesiones y desgastes articulares excesivos e incluso trastornos cardiovasculares.

Si se trata de correr, por ejemplo, los resultados más eficaces se dan entre quienes lo hacen a razón de aproximadamente entre ocho y treinta kilómetros a la semana y con una prevalencia de ritmos moderados de entre diez y quince kilómetros por hora. También se ha observado que los beneficios potenciales se pierden si lo hacemos diariamente; todo indica que es mejor hacerlo entre dos y cinco veces a la semana y durante unos treinta minutos.

Por supuesto, hablamos de SALUD y para ello, antes de las actuales convalidaciones científicas, todas las tradiciones médicas también nos hablaron de moderación y equilibrio; hoy día esto lo asociamos con la importancia de hacer un chequeo para evaluar nuestra condición general y en especial la integridad cardiovascular y articular antes de iniciar la práctica deportiva para poder cosechar plenamente sus beneficios.

El secreto es encontrar el punto de equilibrio. La regularidad y la diversidad es la clave del éxito; es importante trabajar todos los sistemas con prácticas físicas que nos agraden y evitando rutinas monótonas que nos aburran; cada actividad debe ser pensada para mejorar la condición del cuerpo, la mente y el alma. Es importante evitar los extremos como el cansancio o los excesos de frío y calor; debemos comenzar y terminar en forma progresiva, permitiendo la adaptación de nuestro organismo. Y por último, pero de primera importancia, evitar el ejercicio en ayunas y cuidar la buena hidratación.

Quienes van más allá y realizan actividades de alto rendimiento, deben tomar medidas adicionales para que los beneficios no sean anulados por los potenciales prejuicios; para ello un profesional recomendará medidas como una selección de alimentos que aporten nutrientes antioxidantes, antiinflamatorios y regeneradores que protejan los tejidos manteniendo el óptimo funcionamiento metabólico.

El plus nutritivo que marca la diferencia

Si se trata de perder peso, tonificar la masa muscular, obtener energía o recuperar vitaminas y minerales que naturalmente se pierden con la actividad física, los batidos caseros constituyen una opción natural y segura para potenciar la rutina del deportista; a continuación compartimos unas recetas que serán tus mejores aliadas a la hora de ponerte en forma.

PLUS O2

Este batido aporta azúcares, enzimas y minerales de gran interés, pero fundamentalmente se distingue por ayudar a aumentar el flujo de sangre oxigenada a tus tejidos gracias a las propiedades de la remolacha. ¡Un doping natural!

Ingredientes:

- 1 o 2 rodajas de piña

- 1 naranja en jugo

- 1 zanahoria troceada

- 1 remolacha troceada

- agua a gusto

- 1 cucharada de polen de abeja

Preparación:

Colocamos todos los ingredientes en la licuadora y procesamos agregando agua hasta que quede con la consistencia deseada; servimos y agregamos el polen mezclando bien con una cucharada.

Es importante beber el batido tranquilamente, ensalivando bien e inmediatamente después de haberlo preparado para que no pierda sus propiedades.

PURA POTENCIA

Aquí también manda el equilibrio, pero lo primero que te señalará un buen entrenador es la importancia de una buena alimentación y, en especial, de no saltearse comidas. Este batido es ideal para consumirlo un ratito antes de la actividad física e incluso durante la misma; en el primer caso lo podemos preparar más espeso -tipo postre- y en el segundo más líquido para que además nos ayude a hidratarnos.

Ingredientes:

- 1 cucharada de almendras activadas (lavadas y dejadas en remojo durante unas horas)

- 1 banana

- 1 cucharada de postre de harina de algarroba

- 1 cucharada de postre de levadura de cerveza nutricional

- 1 o 2 dátiles descarozados

- agua a gusto

Preparación:

Llevar los ingredientes al vaso de la licuadora y procesar agregando agua hasta que quede la consistencia deseada. Beber un vaso más espeso una media hora antes de la práctica y prepara una versión más líquida y beber otro tanto durante el entrenamiento.

Pablito Martín. Chef - Periodista.

Twitter: @PablitoCocina

www.facebook.com/pablitoCocina