DOLAR
OFICIAL $183.74
COMPRA
$192.74
VENTA
BLUE $382.00
COMPRA
$386.00
VENTA

Noche de miedo en Quilmes: al menos tres robos, tiros y tres heridos

Hubo dos entraderas, un robo de auto y una casa desvalijada. Un hombre y dos adolescentes terminaron baleados. Todos los casos, en 10 cuadras a la redonda.

Una noche de terror en un barrio de la localidad bonaerense de Quilmes. Hubo tres casos en cinco cuadras a la redonda donde tres personas resultaron heridas de bala.

 

El primer caso fue poco después de las 9 de la noche cuando Antonio Alberto Escudero (54) y su esposa llegaban del supermercado a su casa, ubicada en Brasil 2997, esquina Elustondo.


Cuatro ladrones los sorprendieron cuando entraban las compras. A la mujer le arrebataron la cartera y Escudero se resistió al robo y comenzó a forcejear con los ladrones. El perro comenzó a ladrar y el delincuente que estaba armado comenzó a los tiros.

Los delincuentes mataron al perro, balearon al dueño de casa en un codo y huyeron en un Chevrolet Corsa o un Renault Clío color gris.

 

Cuando llegó la policía y empezó el despliegue de pericias, un vecino llamado Rubén Marino Medina (47) que vive a media cuadra, en Brasil 2957, decidió ir a buscar a su hija adolescente y a dos amigas que estaban en un shopping de la zona.

 

Cuando estaba volviendo con las tres chicas de entre 14 y 15 años en su automóvil Renault Fluence, una banda de tres ladrones les cortó el paso y los secuestraron


Marino recibió algunos golpes y fue pasado al auto de los delincuentes, un Volkswagen Gol Trend, mientras otros miembros de la banda se subieron al Fluence con las chicas.

Los ladrones querían ir a la casa de Marino y no escucharon las advertencias del hombre, quien les explicó que a pocos metros estaba la policía por un robo anterior. Los obligaron a llevarlos y cuando llegaron al lugar se enfrentaron con los policías.

Un jefe policial explicó a JusticiaCero que "los delincuentes abrieron fuego desde los dos autos contra los uniformados que respondieron con sus armas reglamentarias".

 

Cuando ocurrió el tiroteo, Marino ya había bajado del auto para ir a su casa a buscar dinero. 

La hija de Marino y una de las amigas terminaron baleadas dentro del auto Fluence que luego se incendió con las víctimas y fue abandonado por los delincuentes en la calle Martin Rodríguez al 1800 de Quilmes.


Las adolescentes fueron rescatadas por un automovilista y

terminaron internadas en un hospital privado de la zona. La hija de 14 años de Medica tiene heridas de bala en un codo y en la pierna izquierda, mientras que una de sus amigas de 15 años, recibió un disparo que entró y salió por la región intercostal derecha. Ambas están fuera de peligro. 

Los delincuentes abandonaron también el Volkswagen Gol Trend rojo en el que se movilizaban y para escapar le robaron a un automovilista otro Gol Trend, pero color blanco, en el cruce de  las calles Lisandro de la Torre y Gutiérrez de Quilmes.

Como si fuera poco el raid que tenía conmocionado al barrio, mientras la policía hacía los operativos y pericias llegó corriendo un matrimonio que vive a cinco cuadras porque los habían desvalijado.

  

La pareja contó que los delincuentes les habían arrancado una reja y les robaron varias pertenencias de la casa. Los delincuentes escaparon antes de que llegara la policía.

 

Lo insólito del último caso es que la pareja no estaba en la casa porque había ido a la comisaría local a denunciar que horas antes les habían robado la moto de la puerta de la casa.