DOLAR
OFICIAL $98.11
COMPRA
$104.11
VENTA
BLUE $182.00
COMPRA
$185.00
VENTA

Contra el dolor, el humor: así enfrenta Carlos Sánchez el cáncer

Tal como le ocurrió a Robin Williams, en la vida de un humorista no todo es risa. La lucha y el trabajo para salir adelante.

"Hace cuatro años me diagnosticaron cáncer de riñón y me sacaron uno. A los ocho meses me hice el primer chequeo y me sentí un superhombre que no me iba a pasar nada más. Hace un mes fui a verme por una molestia en la vesícula y me diagnosticaron metástasis: tengo tomado el hígado, páncreas, hueso de cadera y una costilla".

A Carlos Sánchez, que ha sacado tantas risas a lo largo de su carrera, cuesta reconocerlo cuando habla tan serio sobre sus problemas de salud. Lo cierto es que no todo es sonrisas en la vida de un humorista. Trazando un paralelismo con lo que le sucedió a Robin Williams, quien se suicidó por un estado profundo de depresión, el actor contó cómo vive su lucha y aseguró que el teatro es "una terapia" para él.


"Cuando te enterás se te llena la cabeza de preguntas, pero esto no me golpeó. Ante este problema tenés dos posibilidades: o te acostás en la cama a esperar a la parca o la luchás. No voy a cambiar mi vida por esto", contó Sánchez en diálogo con "Chiche en vivo", sobre la lucha que lleva día a día. Y agregó que, a pesar de su buen sentido del humor: "No jodo con mi enfermedad no por mi sino por respeto a mi mujer que le tiene terror a las palabras y hay mucha gente que está sufriendo esto, pero podría hacer humor y no me afectaría".

Sobre la muerte de Robin Williams, quien fue hallado ayer en su casa de California tras haberse suicidado con un cinturón, dijo que le cayó "muy mal" y que fue "uno de los más grandes actores de Hollywood".

Por su parte, agradeció a su familia por el apoyo que le brinda y confió, muy emocionado, que pagó culpas "por muchos años" por el suicidio de su primera mujer".

"Trato de no deprimirme pero cuando empiezo a actuar se me pasa todo. El escenario es una terapia", concluyó.