DOLAR
OFICIAL $57.97
COMPRA
$62.97
VENTA
BLUE $73.75
COMPRA
$77.75
VENTA

El discurso de Año Nuevo de Cristina Kirchner

Durante un mensaje de salutación que la Presidente grabó y se emitió por cadena nacional, la mandataria describió el año como de "fuertes contrastes", "muy" bueno en la gestión y, tal vez, "el peor" de su vida, en el plano personal.

Cristina partió hacia Río Gallegos para recibir el 2011

La de hoy fue la primera vez en la era kirchnerista, que se inició en 2003, que quien gobierna brinda un mensaje de fin de año a  todo el país en cadena.

"Buenos días, faltan 5 minutos apenas para las 12 del mediodía del 30 de diciembre y muy pocas horas para terminar este año 2010 del Bicentenario", comenzó la Jefa de Estado su mensaje ubicando el horario de la grabación del mismo, antes de viajar a Río Gallegos, Santa Cruz seguido, consideró que el 2010 fue "un año la verdad que de fuertes contrastes, por lo menos para quien les habla".

"En lo institucional un muy buen año para la Argentina, un excepcional año para la Argentina, que culmina sus 200 años de historia con el período de crecimiento económico y de inclusión social más importante creo de toda su historia", señaló.

"Me acordaba hace unos instantes que el año pasado  exactamente a esta misma altura estábamos en medio de una feroz discusión,  si las reservas sí, si las reservas no; hoy es una discusión  afortunadamente superada y con saldo positivo porque estamos con más de  5.000 millones de dólares por encima de lo que teníamos en el  momento de decidir el año pasado el pago de la deuda. De la deuda de  otros períodos de gobierno que teníamos sí que afrontar todos los argentinos", añadió.

Para la Presidente, se trata de "un año que termina con un masivo consumo popular, como se pudo ver en estas fiestas de fin de año, con un crecimiento en el tercer trimestre del 9,1 en la  actividad económica, con una desocupación del 7,4; hoy cerquita de ese  7,3 que había sido récord y que seguramente vamos a alcanzar".

Enfatizó que fue un 2010 en el que "se volvió a posicionar al país en términos internacionales como tal vez nunca lo estuvo en toda su historia".

"Un año que culmina además con lo que se vino reclamando durante décadas: justicia, memoria y verdad para miles de argentinos.  También nos enorgullece como país ser un ejemplo en materia de  derechos humanos", remarcó. Luego, subrayó que en lo personal tal vez haya sido el peor año de su vida, "sin lugar a dudas".
 
"Pero creo que en todo esto que estamos viviendo los argentinos, este crecimiento inédito que seguramente va a prolongarse y profundizarse aún más a partir del año 2011, porque el siglo que ha comenzado y este primer año del tercer centenario seguramente van a marcar un hito en la construcción de esta nueva Argentina que estamos haciendo entre todos, yo quisiera también homenajear a todos los argentinos, a los más de 40 millones de argentinos, de acuerdo con el último censo, que participan de este esfuerzo colectivo", ahondó.

"Porque un país no se hace solamente con un presidente o una presidenta sino con todos los argentinos, trabajando, esforzándose,  tirando para el mismo lado, en la medida que todos puedan darse  cuenta de que si se favorece la Argentina, si la Argentina sigue  creciendo, nos vamos a favorecer todos", argumentó. 

"Cuando mañana 31 de  diciembre a las 12 de la noche todos levanten su copa, les pido que  piensen mucho en la Argentina, que piensen en todo lo que tenemos  que seguir trabajando y haciendo para que esta Argentina siga  creciendo, y en algún momentito, un segundo nada más, piensen también  en él, porque él tuvo mucho que ver en este país que hoy tenemos  todos", propuso. 

La Presidente remarcó que Kirchner "puso mucho de su vida  personal, de su vida familiar también porque en definitiva él dedicó  su vida a las convicciones, a lo que él creyó, a un mundo mejor, a  una Argentina mejor".

"Entonces les pido solamente un instante, un  segundo, que piensen en él, aún los que no lo quisieron, porque  realmente hizo mucho para que hoy podamos tener esta Argentina y para  que esta Argentina siga creciendo con la fuerza que todos nos  merecemos", agregó.

"Yo personalmente me comprometo a redoblar el esfuerzo, a  quitarle horas a mi descanso y a mi sueño como hacía él. El ejemplo de  él, de su sacrificio, de su voluntad, de su esfuerzo, es lo que  me guía", señaló.

En el tramo final de su mensaje, Cristina Kirchner destacó  que "ese compromiso con todos, con absolutamente todos los  argentinos, es inquebrantable, desde mi vocación para seguir construyendo una Argentina inclusiva, de todos; que sea el orgullo de todos los argentinos, que nos permita vivir en paz, porque a pesar de las diferencias que vamos a seguir teniendo -eso también es parte de una sociedad plural, diversa, democrática- hoy la Argentina es más diversa, más plural y más democrática que nunca".

"Tenemos que sentirnos todos muy orgullosos de haber protagonizado este cambio y de vivir en un país que es mirado con admiración desde muchos lugares del mundo que todavía no han podido alcanzar esta diversidad, esta pluralidad, este crecimiento. Que también es un ejemplo, porque desafortunadamente no a todos en el mundo les va como le ha ido a la Argentina afortunadamente este año", reiteró.

Finalmente, la Presidente sostuvo que "por eso quiero, a pocos minutos de que esta Casa Rosada declare su asueto y se quede vacía, porque sus empleados se irán, desearles a todos los argentinos un muy feliz Año Nuevo, un mucho pero mucho mejor 2011, con el esfuerzo de todos y con el compromiso personal e institucional de esta Presidenta. Muchas gracias".

Finalizada la grabación del mensaje, Cristina Kirchner, acompañada por su hija Florencia, se dirigió directamente hacia la base militar del aeroparque metropolitano donde abordó el avión para partir -a las 14,10- hacia Santa Cruz, aunque contrariamente a lo que estaba previsto inicialmente, retomará su actividad oficial el lunes próximo.