DOLAR
OFICIAL $98.70
COMPRA
$104.70
VENTA
BLUE $183.00
COMPRA
$186.00
VENTA

Crimen del ciclista: el hijo de Aliverti apeló la multa y la inhabilitación para conducir

Pablo García quiere que la medida adoptada por el Tribunal de Faltas de Don Torcuato quede desierta hasta que se determine su responsabilidad penal en el accidente.

El hijo del periodista Eduardo Aliverti, Pablo García, apeló hoy la decisión del Tribunal de Faltas de Don Torcuato que le impuso una multa de 6.589 pesos y lo inhabilitó para conducir vehículos hasta que se determine su responsabilidad penal en el accidente que protagonizó en la autopista Panamericana, donde atropelló y mató a un ciclista.

  

El abogado Adrián Albor, encargado de la defensa de García, explicó que la decisión de apelar la decisión del juez de Faltas, Rodrigo Senestrari está relacionada con que García no pudo asistir a declarar ante el magistrado porque ese mismo día cumplió con una orden de la fiscal de Pilar, María Inés Domínguez, a cargo de la causa.

  

"El juez sabía o debería haber sabido que para el mismo momento que lo estaba convocando él tenía que estar en otro lado", indicó.

  

El pasado lunes, García estaba citado para presentar su descargo ante el juez Senestrari, por la infracción de conducir ebrio cuando embistió al vigilador Reinaldo Rodas.

  

Al no concurrir a la convocatoria, el magistrado lo declaró "en rebeldía", además de imponerle una multa de 6.589 pesos, inhabilitarlo preventivamente para conducir hasta tanto se resuelva su responsabilidad en la causa penal y también dispuso que García deberá "realizar y aprobar" un curso en un Centro de Adicciones.

  

El accidente ocurrió en la mañana del domingo 17 de febrero en el kilómetro 52 de la autopista, a la altura del partido de Pilar, cuando Rodas se dirigía en bicicleta a su trabajo, en la seguridad privada del country Mapuche.

  

La versión que se conoce indica que García embistió en su auto a Rodas, quien murió en el acto, y se lo llevó hasta el peaje de Pablo Nogués incrustado en su parabrisas roto, con su cuerpo en el interior de la cabina.

  

Según confirmaron las pericias, García, de 28 años, conducía su Peugeot 504 con 1,45 miligramos de alcohol en sangre, cuando el máximo permitido por la Ley es de 0,50.

  

Por el momento, el joven se encuentra en libertad, aunque imputado por el delito de "homicidio culposo".